LAS BALSAS DE "EL BURGO DE EBRO" ZARAGOZA.

Los principios de la presente propuesta se centran en proteger el ecosistema, significar el patrimonio que supone el Canal Imperial de Aragón y hacerlo accesible a la gente para así conseguir una actuación ejemplarizante y extrapolable.
la Comunidad general de Usuarios del Canal Imperial de Aragón ha realizado recientemente dos balsas de riego situadas en el burgo de ebro.
Las particularidades de las mismas, con una gran superficie de agua, su proximidad a Zaragoza incrementada por una excelente situación en el margen de la carretera N-232, junto a los enlaces de las principales vías de salida y llegada a la ciudad, brindan un marco de visibilidad excepcional para, junto con las 25 hectáreas de terreno, ofrecer un proyecto con el que procurar un paisaje de esparcimiento y actividades deportivas que potencien la identidad de la Comunidad de Usuarios del Canal Imperial de Aragón, permitiendo al público disfrutar de tres principios fundamentales sobre los que intervenir: el agua, el patrimonio y el medio ambiente.
la actuación contempla su acceso principal desde la rotonda dirección Belchite. Desde este punto hasta el aparcamiento se dispone el acceso rodado por el margen norte de las balsas, ofreciendo un acercamiento sugestivo a través del recorrido visual de las mismas en el que sólo en el último tramo se despliega finalmente una vista panorámica de la intervención. El acceso peatonal se realiza desde la conexión de las dos balsas sobre las que se perfila una primera zona de esparcimiento configurada por un puente sobre el canal aliviadero y un graderío.
El proyecto se configura a través de senderos principales que se componen en forma radial fugados al islote central de la balsa nueva. Los senderos secundarios más sinuosos, recordando los meandros del Ebro, atraviesan a los principales. Sobre este primer nivel de particiones se disponen cuatro pozas (humedales) en determinados puntos de la intervención que favorecen mayor biodiversidad al conjunto. La actuación dispone de una meseta mirador donde se visualiza toda la intervención, las balsas y buena parte del panorama de la ribera del Ebro.
la rehabilitación del antiguo Canal Imperial de Aragón tiene como objetivo rescatar la importancia del antiguo Canal, recuperando su cauce, significar las infraestructuras del siglo XVIII y dotarlo de interés al público mediante usos particulares y diferentes, ilustradores y concienciadores de lo que es y fue el Canal, lo que engloba, y nos acerque de esta manera a nuestro Patrimonio.
la creación de caminos sensoriales como elemento diferenciador darán visibilidad al Patrimonio, mediante un paseo que permita conectar con la naturaleza a través de sus elementos.
asimismo se incorpora al proyecto una señalética y mobiliario específico con la que contar la historia del canal y sus hitos más significativos. 
la propuesta Medioambiental abarca aquellas actuaciones enfocadas a la revitalización, protección y concienciación del ecosistema propio y sus particularidades. 
así se disponen de 4 pozas (humedales) distribuidas en la actuación que, al margen de la potencial revitalización del ecosistema, asumen la capacidad de traslado y gestión de las especies protegidas en el caso de agotamiento o casi agotamiento de las balsas. los humedales cuentan con un microclima que facilitan mayor diversidad y riqueza del ecosistema.
se consideran unas plataformas flotantes en las balsas para la salvaguarda y la seguridad de la fauna así como plataformas de nidificación de aves y torres nido con que fomentar el asentamiento y seguridad de diferentes especies que de este modo quedan protegidas de sus depredadores naturales. 

la visibilidad de las actuaciones en las balsas no dependen sólo del sol. La iluminación es un gran recurso para dar sentido y presencia al paisaje permitiendo que tierra y agua se unan en un espectáculo nocturno.
… en definitiva: ofrecer un espacio de ocio, natural y diferente al ciudadano